Bogotá logra cobertura de agua del 100 por ciento

Como en pocas ciudades de Colombia y América Latina, en Bogotá todos los barrios legales disfrutan de la calidad y continuidad del servicio de agua.

· Gracias a la solidaridad de los bogotanos con el pago oportuno de las facturas, el Acueducto
invirtió entre 2001 y 2003 cerca de 1,2 billones de pesos para ampliar la infraestructura de
servicios.

· Las obras de inversión social se concentraron en 900 barrios de las localidades de Ciudad
Bolívar, Usme, Kennedy, Bosa y Suba.
La meta propuesta por el Acueducto de Bogotá de llegar al 100 por ciento de cobertura en los
barrios legales de la Capital se cumplió. Hoy más de 900 barrios de estrato 1 y 2, que sufrían
los rigores de la falta de agua potable en sus viviendas, disfrutan de la calidad del agua de la
llave las 24 horas del día.

Los habitantes de localidades como Ciudad Bolívar, Usme, Kennedy, Bosa y Suba, se beneficiaron
con la construcción de plantas de tratamiento, tanques de almacenamiento, redes matrices y redes locales de acueducto, que garantizan el suministro de agua potable en la ciudad.

En estas obras que permitieron mejorar la calidad de vida de 140 mil familias, el Acueducto
invirtió cerca de 200 mil millones de pesos que solidariamente aportaron los ciudadanos a través
del pago de su factura.

Con la contribución de una familia de estratos altos, fue posible llevar agua a cinco familias
de escasos recursos.

Obras:
Algunas de las obras mediante la cual se logró cobertura total de acueducto en Bogotá son:

Planta El Dorado: Aseguró el suministro de agua potable a los barrios ubicados por encima de los
2.800 metros sobre el nivel del mar de la localidad de Usme que por años se abasteció de agua no
tratada. Para complementar el sistema El Dorado se construyeron los tanques El Dorado, Piedra
Herrera, El Paso y La Fiscala.

agua de llave

Tanque de Suba: Mejoró el suministro de agua al noroccidente de la ciudad

Redes Locales: Obras en redes locales de acueducto para 900 barrios de barrios periféricos de la
ciudad. Anteriormente, el costo de la construcción de estas redes era asumido por los habitantes
de los barrios; desde 2001 el valor de la red local lo asume el Acueducto.
· Se construyeron 377,27 kilómetros de redes locales y 62,34 kilómetros de redes matrices.
· Se instalaron 20.863 nuevas acometidas y se renovaron 146.66 kilómetros de redes.

Disminución de la Vulnerabilidad: El Acueducto también invirtió en disminución de la
vulnerabilidad del sistema de distribución. Se continuó con el revestimiento de los túneles de
Chingaza, se construyó el túnel alterno de Usaquén y se construyeron los tanques de San Dionisio
y Alpes.

La administración distrital celebró este logro en compañía de los vecinos de la localidad de
Usme, quienes se reunieron en el CED Vía al Llano con el alcalde mayor, Antanas Mockus, la
gerente del Acueducto, Astrid Alvarez Hernández y sus funcionarios, para hacer un brindis con
agua de la llave para celebrar el haber alcanzado la meta del 100 por ciento en cobertura de
acueducto.

En el evento, Astrid Alvarez Hernández, agradeció la colaboración de la ciudadanía ya que con el
pago de las facturas hizo posible que el servicio de agua llegara a los más necesitados. La
funcionaria sostuvo que el gran reto que le queda a la ciudad son los 140 mil ciudadanos de 153
barrios ilegales de la Capital que están ubicados en zonas de riesgo y a los cuales se dificulta
llegar con los servicios de agua y alcantarillado”.

La funcionaria aseguró que “contar con una cobertura de 100 por ciento de agua en zonas legales
de la capital trajo entre otros los siguientes beneficios”:

· Salud: El consumo de agua potable mejoró la salud y disminuyó de 17,9 a 6,6, el índice de
enfermedades hídricas y diarréicas.
· Valorización: El agua potable incrementó el valor de muchas viviendas de barrios marginados.
· Progreso: Las nuevas tuberías llevaron prosperidad y eliminaron las condiciones de vida
precaria de muchos ciudadanos.
·Comodidad: Atrás quedaron las colas en los carrotanques, las caminatas con recipientes a
cuestas y las “hervidas” de agua para purificarlas.

Agua de la llave para todos

Hoy todos los bogotanos ubicados en barrios legales disfrutan de la misma agua de la llave de
excelente calidad. En la actual administración el proceso de producción y potabilización del
agua de la Empresa, obtuvo la certificación ISO 9002-94 que garantiza la potabilidad del
líquido. El Acueducto consolidó en los últimos 3 años un sistema de monitoreo en todas las
plantas de tratamiento y en 44 puntos de la red para medir la pureza del agua que abastece a la
ciudad y a los bogotanos.

Deja un comentario

Your email address will not be published / Required fields are marked *